Páginas

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Las Vs de Big data: Variedad (Parte 2)

Seguimos con la serie de las Vs que caracterizan a Big Data para las Unidades de Información con la V de Variedad

Como ocurría con el Volumen, la Variedad es una cualidad de Big Data que no necesita mucha más explicación adicional.  La variedad de datos de los cuales se puede "sacar jugo" es cada vez mayor, y de algún modo correlaciona con la cantidad de distintas fuentes generadoras de datos.  
Los datos generados por la multitud de sensores estáticos desplegados en las ciudades: sensores de movimiento, video-cámaras, térmicos, infrarrojos, de medición de la calidad del aire, del sonido, de condiciones medioambientales, etc.>

Los datos generados por los sensores humanos mediante el uso de las redes sociales, y las que están por venir.

Los datos generado por los nuevos dispositivos, dejando al smartphone de lado, como los relojes, gafas, brazaletes, la televisión y ropa "inteligente" repleta de nuevos mini-sensores que monitorizarán nuestra actividad diaria y la de nuestro entorno. 

Los datos generados por literalmente cualquier cosa (o "thing") que te puedas imaginar, y que tenga la capacidad de dialogar con otras cosas para captar/transmitir datos. La Internet de las Cosas promete ser un generador continuo de flujos de datos de cualquier índole. 

Los datos generados por lo que vienen siendo los proveedores tradicionales, como instituciones y agencias públicas, unidades de información, bibliotecas, organismos científicos, etc., que obviamente siguen teniendo su tirón e importancia como proveedores de datos ante en el mundo dominado por los datos de "ahora y aquí" captados por los distintos tipos de sensores mencionados arriba.

Los datos generados por los sensores equipados en tu dispositivo móvil, que llevas en tu bolsillo a todas partes. Aparentemente son pocos,  pero multiplicados por unos cuantos millones en todo el mundo, la cantidad y variedad de datos va in crescendo con el paso del tiempo. Sin duda alguna.

Ante la era de los sensores por doquier,  no cabe duda que los datos generados serán de lo más variado, en cuanto a formato, contenido, estructura, semántica, resolución espacial, resolución temporal,  y mucho, mucho ruido intercalado para hacer el cóctel mas interesante.

Las bibliotecas e unidades de información afrontan un gran reto desde la perspectiva de la gestión de estas colecciones tan variadas. Desde la parte tecnológica, Big Data promete poner orden en todo ese caos de tipos heterogéneos de datos. Eso está aún por ver, pero tampoco es la responsabilidad de las bibliotecas y unidades de información. Sin embargo, en cuanto a la parte que les atañe, el reto supone casi un cambio disruptivo en aptitud, mentalidad , y saber hacer del oficio. A diferencia del pasado y presente actual, el saber adaptarse y vivir con la variedad, incertidumbre, y dinamismo de las colecciones de datos actuales será clave para posicionar otra vez a las unidades de información y bibliotecas como centros de referencia en la gestión de la nueva ola de colecciones. Sin una voluntad de cambio hacia la variedad, quedarán exiliadas de la era de los sensores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada